top of page

Karla Museos: Amar más nuestro país, amar más nuestro arte, nuestros museos porque al final la gente no va a cuidar algo que no sienta de ellos.

1° PARTE

Por: Arq. Luis A. Guerrero



Karla Museos es una plataforma que se dedica a la difusión de museos, principalmente de la Ciudad de México. Desde sus 7 años, ella quería ser publicista pues le gustaba mucho los comerciales y todo ese mundo. Entonces le preguntaba a su mamá: ¿Y quién es? ¿Qué necesito? y ¿Qué tengo que estudiar?  Cuando comenzó su carrera, en su primer semestre ya trabajaba en el INAH. Estuvo un breve tiempo ayudando a hacer ferias del libro principalmente la del Museo de Antropología. Tenía este back de tener un trabajo, de estar más cerca de la cultura, pero en realidad siempre se vio trabajando en agencia hasta que salió de la carrera.


En esta entrevista conoceremos a la persona detrás del personaje de “Karla Museos”.  


Raíces


Karla es una persona que ama la CDMX y lo demuestra enalteciendo y señalando una de las características más particulares de esta urbe.


“Me encantaría que todo el mundo pudiera amar la Ciudad de México como la amo yo. Me enfoco en museos porque precisamente la Ciudad de México es la segunda ciudad con más museos en el mundo y creo que las personas todavía, no todas, lo saben. Entonces hay que gritarlo fuerte para que la conozcan y visiten estos espacios.” 


Una de las cosas que detonó que ella creara esta plataforma fue que siendo publicista tenía el reto personal de hacer algo significativo y que vaya más allá de vender un producto. Comenzó a cuestionarse cómo podía generar una mayor asistencia a los museos.


En realidad, la creación de contenido y todo lo demás comienza porque pues yo soy publicista, realmente yo no soy gestora, ni tengo estudios en arte como tal entonces cuando yo comienzo a ir a museos, puedo ver que les hacen falta muchas cosas. Yo veía los espacios muy vacíos digo, a veces entre semana ¿no?, pero como que había muchas cosas que la gente no ubicaba muy bien y entonces yo comienzo a hacer este reto personal de decir, bueno soy publicista. Yo estoy estudiando para vender cosas que la gente “no necesita”. ¿Qué pasa si utilizó estos conocimientos para generar visitas? Mi interés principal era que la gente viera atractivo un museo para decir: “ah yo quiero ir".


Era como parte de un reto de mi carrera y de mis estudios, decir: bueno yo ya sé ocupar todo esto ¿Qué pasa si a Bellas Artes, sí al museo de José Luis Cuevas se le se les hace campañas como se les hacen a refresqueras o cerveceras? Creo que podría hacer algo diferente. También el contenido en redes era bastante básico que eran mis fotos y una caption y punto y no había nada más.


Y entonces en algún momento también quise hacer este reto que estoy haciendo este año de visitar todos los museos de la Ciudad de México o ver cuántos museos visitaba en 1 año y yo me cambié el nombre a Karla Museos porque la gente que me conocía me empezó a preguntar muchas cosas y era como darles mi teléfono y me empezaron a guardar como Karla la de los museos. A partir de esto, hago mi perfil público y la gente me empezó a seguir. 

       

Durante la carrera, muchas veces el primer contacto con la vida profesional es por medio de los docentes. Karla tiene muy presente los planteamientos y enseñanzas que le han dejado en su vida universitaria.


Tuve una gran maestra que es muy bonito que ahora ella trabaja en los museos, nos dijo: Oye ¿Están conscientes del poder que pueden tener ustedes como publicistas? Porque los publicistas no solamente hacen comerciales si no también pueden hacer campañas políticas, campañas sociales. Empezó a crecer un poco también esta idea … de que estos conocimientos que ustedes tienen hoy, son muy poderosos entonces tienen que aprender a usarlos con ética, tienen que aprender a usarlos bien porque pues si no, osea puede ser también como que, ok solo tengo un trabajo en una agencia, pero pues también contribuyo a algo pues no tan benéfico para la sociedad y entonces como que ella en sus clases hacía mucho énfasis en esto.


Muchas veces varios de nosotros nos cuestionamos cómo de ¿Qué hacemos aquí? somos horribles, la publicidad apesta, ¿no? somos malvados, osea como que si era muy fuerte. Entonces también como que eso me ayudó a pensar en algo más.


A partir de estos cuestionamientos, surge la presión de crear un portafolio y un perfil profesional en el que ella “experimenta” y se pone como reto la difusión de la cultura.


Ok ¿Qué puedo hacer yo para contribuir algo que pues de verdad funcioné? entonces después dije: el arte no le hace daño a nadie o aún o no le ha hecho daño a nadie. Creo sería muy bonito hacer esto porque además al mismo tiempo, teníamos esta presión de tú tienes que hacer algo, era, ya vas a salir y vas a necesitar como una especie de book para que te contraten en las agencias. En ese momento, no sé ahora pero sí nos asustaban demasiado y nos decían que para que nos contrataran en algún lugar iban a revisar todas nuestras redes sociales, así como de pues pórtense bien porque muchas empresas son super “pinkys” y no son tonterías y compórtense porque sus redes sociales ya no son sus redes sociales, ahora son ventanas por las cuales las personas van a ver tu vida y tu trabajo. Tienes que dar una buena imagen entonces fue como un mix de cosas. ok, ¿si tengo en mi Instagram donde no esté mi cara? empiezo a hacer está cuestión de querer interesar a los demás en los museos. 


Además de que, si yo lo logro, creo que estoy haciendo bien mi trabajo y puedo entrar a una agencia diciendo: ah ok yo puedo vender un museo, puedo generar campañas para algo más porque pues en ese momento no estaba tan de moda los museos y los lugares a donde salir y todo esto. Incluso jamás me imaginé que yo iba a durar tanto tiempo con este proyecto. Al final el proyecto me adoptó después trabajé en una agencia, pero realmente no era de publicidad, era de medios que también trabajaba en cultura y entonces a partir de ahí empecé a jalar un poquito más porque pues tampoco tenía conciencia de cuánto poder podría haber en redes sociales para esto. 


A partir de su familia, va creando su propia comunidad y con el tiempo, ésta crecerá. Son ellos quienes la motivaron y fortalecieron para seguir con este proyecto de difusión.


De hecho, yo tengo una secta, se llama la familia museos, es muy divertido porque todo el mundo está metido en lo que yo hago, todo. Justo, comienza a partir de mi mamá, ella da clases y un día con sus alumnos tomaron una visita conmigo y uno de sus alumnos que él también da clases y me dice: “oye, qué increíble, vamos a hacer algo”. Entonces es muy bonito porque la gente que empezó a ir a los tours se quedó para siempre conmigo. Ya ni siquiera es, vamos a museos, llegó un punto en el que cada fin de semana me hablaban y me decían: “¿A dónde vamos a ir este fin se semana?”.


Pero te digo que ya es una secta de verdad, alguien llega y luego trae otros 2 y así entonces esto es una locura porque de repente somos muchísimos, ¿No? Al final vibramos del mismo modo y todo el mundo se lleva super bien y ni siquiera te puedo decir que somos de la misma edad, osea desde unas nenas de 9 años que son un amor y que todo mundo las andamos cuidando y las llevamos y las subimos hasta personas de la tercera edad que andan con nosotros que como si tuviéramos todos 20, corriendo por el centro. Entonces es como muy, muy bonito y también mis papás se van a las visitas, digo yo no tengo hermanos, pero mis primos también vienen ocasionalmente.


He organizado visitas para mi familia, pero también creo que es algo muy divertido porque pues es falta también de la emoción ¿no? De todo esto que a mí me gusta y que les digo: vengan, vengan y yo creo que les emociona tanto que dicen “ay bueno a ver vamos".



La familia Museos, nos explica que en su mayoría son personas externas, que de repente fueron a un tour, 2 tours y entonces la emoción y el entusiasmo que impregna contagia a los demás.


“Tengo un amigo que se llama Hugo. Él me conoce de redes sociales y literalmente todo el año pasado, cada visita que hice fue Hugo. Y entonces tienes una relación con ellos también hasta donde obviamente la persona te permite. Todo el mundo es bienvenido porque en realidad así conocemos varios museos y pues tenemos una gran comunidad".


Tiene muy presente a su comunidad, menciona lo importante que es disfrutar mientras uno aprende y generar estos círculos de confianza que permiten transformar la vida de las personas.


La mayoría de las personas que van conmigo son locales, vamos a ponerle que esto es un 90% y el otro 10% son personas que no son de la Ciudad de México pero que ya viven aquí por temas de trabajo, de escuela etcétera.  Y que también es muy bonito porque ellos desean conocer la Ciudad de México, pero tal vez no por su cuenta ¿no? De hecho, es muy divertido porque hubo en unos tours en particular en donde yo tenía puras chicas, que iban ellas solas y que una es de Monterrey la otra es de Mérida, la otra es de Tijuana y se hicieron amigas. Entonces también, creo que es importante esto de inspirar confianza y decir oye bueno, si voy con Karla, voy a aprender, pero pues también me la puedo pasar bien. Y hablando del tema de mujeres que viven aquí de otros estados y que viven por su cuenta también es un espacio seguro ¿no? ósea para salir y estar y conocer gente.



Karla museos en redes se dirige a su comunidad como tlamatines, aquí nos explica por qué.


Viene de una palabra que es “tlamatini” que significa gente sabía y que en realidad en plural es “tlamatinimeh” pero desde la primera vez como que no y me gusto más tlamatines. Es como un conjunto de gente sabia como en ese momento que se dedicaban a juntarse y a platicar de astronomía, de geografía, todo esto entonces yo veo realmente así a mis seguidores que son personas cultas, sabias, que les gusta platicar de arte, yo no vengo a enseñarles nada. Ellos están conmigo para platicar y para hacer está bonita interacción.


Karla termina por adoptar el término de “Influencer” pero de museos pues resultaba más sencillo de explicar de esta manera a la gente lo que ella hace, que es la creación de contenido y la difusión cultural. Así mismo, nos da a continuación su opinión acerca de las diferencias entre el creador de contenido y el influencer en redes sociales.


Creo que un creador de contenido es alguien que está pensando que sube, y que tiene mucha más idea de crear cosas con información dependiendo de los objetivos que tenga. Creo también que la diferencia o debería de serlo es que muchas veces los influencers hacen cosas para generar viralidad y la creación de contenido no está pensado tanto en generar viralidad, si no que le interesa más generar una comunidad, una acción, visibilidad de otra manera incluso fuera de redes. Justo lo que hablamos hace rato, pero las redes son reputacionales, osea, mucha gente ahora siente que si se hacen famosos con videos que no tienen mucho sentido después pueda vender algo y pues al final es como, ¡no! Al final toda la gente que llego a ti es por algo porque no tiene nada que ver con lo que tú haces, no va a comprar lo que tu tengas porque no le interesas tú. Le interesó el video absurdo que subiste y le dio risa y por eso llegaron a ti entonces quieren contenido similar porque eso es lo que ellos están consumiendo. Entonces yo creo sí está esa diferencia de generar algo y en realidad de alguien que hace difusión cultural, yo ya no lo veo tan lejano porque las redes comenzaron a ser mucho más importantes ahora me encuentro mucho en TikTok a mucha gente hablando de museos, pero también es importante mencionar que tienes responsabilidad al hacerlo. Eso es lo que no entiende todo el mundo que comienza a hacer esto de creación de contenido, realmente solo con el objetivo de generar seguidores, está desinformando a las personas. 


Hay que ser muy cuidadosos en el contenido que se consume y del contenido que se hace porque pues evidentemente existe una línea muy delgada y no puedes traicionar la confianza o no puedes desinformar a la gente porque creo esto es lo peor que puede pasar que estes haciendo contenido cultural y que desinformen. Osea yo creo que eso es completamente absurdo, no van uno con el otro. Yo creo que esas son las diferencias y pues también las responsabilidades. Así te sigan 7 personas, 7 millones tienes que ser responsable en lo que subes y en lo que quieres lograr al final.


La cultura no siempre es valorada y muchas veces no se le apuesta ya sea por falta de conocimiento, tiempo o recursos sin embargo hay quienes realizan la labor de difundirla, reconocerla y apreciarla para generar un sentido de identidad y pertenencia.


Deberíamos apostar a la cultura porque es educación, en general trae cosas muy buenas al mundo ¿no? Creo que también algo que nos falta mucho es ser un poquito más patrióticos. Amar más las cosas, amar más nuestro país, amar más nuestro arte, nuestros museos porque al final la gente no va a cuidar algo que no sienta de ellos. También es una forma de cuidar y preservar este legado, todo lo que existe dentro de los museos, el arte, los objetos ¿Qué valor tienen realmente si la gente no los conoce y no los cuida?  osea aquí también viene un poco el tema del malinchismo. ¡Oye trajeron un Monet al MUNAL y durante 3 meses estuvo imposible pasar! pero por ejemplo ahorita está Santos Balmori en el MUNAL que es un artista mexicano de la talla de Siqueiros Rivera Orozco y pues no hay gran ruido al respecto, es más, ¡muchos ni conocíamos a Santos Balmori hasta que llegó al MUNAL!.


Entonces creo también que eso es algo muy importante porque al final debes sentirte orgulloso de dónde estás y quién eres y creo que también eso es parte de la cultura. Si tú no sabes quiénes están alrededor tuyo, quienes estuvieran en este país, en esta ciudad, no, no hay forma de que generes un vínculo. El hijo de Pedro Ramírez Vázquez tiene una frase que, a mí, bueno me voló la cabeza, yo dije me la quiero tatuar por favor, que decía que “hay espacios en los cuales no te sientes tú, espacios en las que no te identificas pero que en los espacios de Pedro Ramírez Vázquez eres y existes como un mexicano”. Y a mí, eso me encantó porque creo que es muy real. Un poco hablando de arquitectura en estos espacios, Pedro Ramírez Vázquez crea lugares y decir: ah Claro es Pedro Ramírez Vázquez, pero hace algo para que la gente se sienta cómoda en este espacio y es muy importante porque al final hemos tenido muchísimas personas como él que es un genio increíble internacional que pues también ¿Quién está haciendo el club de fans de Pedro Ramírez Vázquez? yo quiero preguntar ¿no? osea creo que necesitamos un poco más de esto en nuestra vida para ser felices. Eso te hace más feliz, te hace más abierto a muchas cosas y también te hace como lo que te contaba ahorita una comunidad. Y yo creo que no está pasando porque la gente no lo sabe osea no tienen una propuesta de difusión correcta ¿no?.


Lamentablemente la cultura sigue siendo muy clasista, muy elitista. Tienes eventos de arte contemporáneo que, pues no todo el mundo entiende, que no les gustan y a veces también es un poco inaccesible. Entonces no lo sé, como que hay muchas variantes, pero por ejemplo ahorita nos nombraron Ciudad de México, la primera ciudad en cultura osea de oferta cultural es la número uno en el mundo. En el año pasado lo sacaron como este reconocimiento y es muy interesante porque claro hay demasiadas cosas gratuitas pero la gente tampoco se entera de eso. Entonces hay un poco de desinformación y de mala comunicación. 


*FOTOS por Karla Museos


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page