top of page

Villa Savoye: un clásico de la arquitectura del siglo XX

Por: Jaydy Miranda

Imagenes recuperadas de: https://www.archdaily.mx/mx/02-58394/ville-savoye Autor: Flavio Bragaia


La Villa Savoye, diseñada por el renombrado arquitecto suizo-francés Le Corbusier, es un ícono de la arquitectura moderna del siglo XX. Ubicada en Poissy, a las afueras de París, Francia, esta residencia privada fue encargada por el banquero Pierre Savoye y su esposa Eugénie, y construida entre 1928 y 1931.


Este período marcó una época de importantes cambios sociales, económicos y tecnológicos en Europa y el mundo occidental. La devastación de la Primera Guerra Mundial dio paso a una creciente demanda de nuevas formas de vivienda que se adaptaran a las necesidades de una sociedad moderna en transformación. Fue en este contexto que Le Corbusier, cuyo verdadero nombre era Charles-Édouard Jeanneret, emergió como una figura central en el movimiento moderno de la arquitectura. El enfoque racionalista y funcionalista de Le Corbusier, influido por los principios del movimiento De Stijl y la Bauhaus, se manifestó plenamente en este proyecto.


Concepto y principios

El concepto central detrás de la Villa Savoye es el de la "máquina de habitar", una expresión acuñada por Le Corbusier para describir su visión de la arquitectura como un medio para mejorar la calidad de vida de las personas mediante la aplicación de principios científicos y racionales. La idea fundamental es que una casa debe ser diseñada como una máquina eficiente para satisfacer las necesidades humanas básicas, proporcionando comodidad, funcionalidad y belleza en igual medida.


  1. Pilotis: Elevación de la estructura sobre pilotis, liberando así la planta baja que permita una circulación fluida. En el caso de la Villa Savoye, esta elevación crea una sensación de ligereza y conexión con el entorno natural, al tiempo que protege la casa de la humedad y las inundaciones.

  2. Planta libre: Uso de una planta libre o sin paredes de carga, permitiendo una flexibilidad en la distribución del espacio interior y una mayor libertad en la organización de las funciones habitacionales.

  3. Fachada libre: Independencia de la fachada de la estructura, lo que permite una mayor libertad en el diseño de la envolvente exterior y la incorporación de grandes ventanales para maximizar la entrada de luz natural y la conexión visual con el entorno exterior. En la Villa Savoye, esta característica se manifiesta en una fachada limpia y minimalista, que contrasta con la estructura elevada sobre pilotis.

  4. Ventana longitudinal: Uso de ventanas horizontales a lo largo de la fachada para proporcionar una iluminación uniforme y vistas panorámicas del paisaje circundante.

  5. Quinta fachada: Incorporación de una terraza jardín en la azotea, que sirve como un espacio al aire libre para el esparcimiento y la contemplación.



Al ingresar al sitio, la casa da la impresión de flotar sobre el paisaje, sostenida por delgados pilares que se mimetizan con la línea de árboles al fondo. Mientras tanto, el nivel inferior está pintado de verde para reforzar la percepción de un volumen suspendido en el aire.


Imagen recuperada de:

 Autor: Flavio Bragaia


Las habitaciones de la residencia, ubicadas en el nivel superior, cuentan con ventanas corridas que se integran de manera discreta con la fachada blanca y sólida, eliminando cualquier jerarquía visual. Estas ventanas comienzan a desdibujar la distinción entre interior y exterior, lo que solo se hace evidente al adentrarse en el espacio. Una vez dentro, se hace evidente la interacción entre los espacios públicos y privados. Aunque las habitaciones de la casa suelen ser relativamente cerradas y privadas, Le Corbusier las dispuso alrededor de una terraza exterior común, separada de la sala principal por una ventana corrediza. Esta idea de entrelazar áreas privadas con programas más públicos se volvería común en los proyectos de vivienda de Le Corbusier.


Imagen recuperada de: https://www.archdaily.mx/mx/02-58394/ville-savoye Foto vía Flickr.


La Villa Savoye se concibió como un recorrido arquitectónico. La experiencia radica en el movimiento entre los espacios. Solo al familiarizarse con las sutilezas de los volúmenes y la disposición de los espacios, uno comienza a percibir una sensación de grandeza dentro del entorno suburbano de París.


Conclusiones

La Villa Savoye representa un hito en la historia de la arquitectura moderna, con su diseño innovador y sus principios revolucionarios. Los Cinco Puntos de una Nueva Arquitectura y la noción de la "máquina de habitar" introducidos por Le Corbusier han influido profundamente en la teoría y la práctica arquitectónica. Su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2016 subraya su importancia cultural y su relevancia continua. A pesar de su importancia histórica, la Villa Savoye enfrenta desafíos de conservación debido al paso del tiempo y la presión del desarrollo urbano. La preservación de su integridad arquitectónica y su acceso al público son temas importantes que requieren atención continua por parte de las autoridades y la comunidad.

La Villa Savoye es mucho más que una simple residencia; es un símbolo de la visión audaz y radical de Le Corbusier sobre la arquitectura y su capacidad para transformar la dinámica de habitar.


Referencias bibliográficas:

 

Duque, K. (2010, noviembre 2). Clásicos de Arquitectura: Villa Savoye / Le Corbusier. ArchDaily México. https://www.archdaily.mx/mx/02-58394/ville-savoye-le-corbusier


Loiseau, S. (2019, julio 31). Villa Savoye y Loge du Jardinier. Le Corbusier - World Heritage. https://lecorbusier-worldheritage.org/es/villa-savoye-y-loge-du-jardinier/


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page