top of page

Casa de Vidrio

Por: Regina Servin


Lina Bo Bardi nació en Roma, Italia el 5 de diciembre de 1914, estudió en la Facultad de Arquitectura de Roma durante la década de 1930. Tras graduarse se traslada a Milán para trabajar con Gio Ponti y en 1939 establece su propio estudio. En 1946, tras la guerra, se casa con el periodista y crítico de arte Pietro Mardi Bardi, quien ayudó a crear y dirigir el Museo de Arte de Sao Paulo, con el cual decide emigrar a Brasil.

 

En Brasil, Lina expande sus ideas formales y su trabajo adquiere la dimensión de la relación entre lo moderno y lo popular. Es por eso que habla de un espacio para ser construido por el sentido del habitar de las personas, un espacio inacabado que sería completado por el uso popular y cotidiano. En 1951 concluyó su primera obra inspirada por estas ideas: La casa de Vidrio, con la cual se convirtió en referente dentro de la arquitectura modernista en Brasil.

 

La casa de vidrio se encuentra inmersa en la vegetación de Mata Atlántica en el barrio de Morumbi en Sao Paulo. Esta fue diseñada de acuerdo a los gustos y necesidades de Lina y su esposo.

 

Inicialmente la casa se encontraba aislada en el terreno y la vegetación era escasa, pero en pocos años, como tenía previsto Lina, la casa fue consumida por la naturaleza. La arquitecta supo ver el potencial que tenía el terreno y estableció una relación con el entorno, planteando una planta baja libre que se relaciona directamente con la naturaleza.


Vista exterior. Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Fotografía de Ioana Marinescu.

 

El frente, de vidrio y elevado sobre pilares, muestra el estilo del movimiento moderno. Mientras que la parte trasera, opaca y apoyada sobre el terreno reproduce una construcción sólida de la arquitectura vernácula. Esta dualidad se refleja también en la distribución de la casa que separa las áreas comunes de los cuartos.

 

La estructura principal, formada por pilares de acero del tipo pilotis de diecisiete centímetros de diámetro que se confunden con los troncos y vegetación del lugar, se reduce hasta casi desaparecer entre la vegetación. Bajo esta estructura se encuentra una escalera metálica que asciende al nivel principal, con un descanso intermedio que asoma hacia el pasaje, la escalera fue construida con finos perfiles metálicos que la hacen pasar desapercibida.


Planta baja. Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Fotografía de Nelson Kon.

 

La sala de estar se encuentra casi totalmente despejada, a excepción de la entrada, en donde se encuentra un patio interior que permite que un árbol del jardín penetre la casa, confinado entre cuatro paneles de vidrio que permiten la ventilación cruzada. La cerámica turquesa utilizada en el piso, genera una sensación de encontrarse sobre el cielo mirando hacia la ciudad sobre las copas de los árboles.

 

Patio.  Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Fotografía de Ioana Marinescu.

 

Las zonas comunes dentro de la casa, organizadas sin separaciones, se encuentran unificadas por las vistas del exterior a través del vidrio que rodea el espacio como un mural. Los paneles de vidrio son corredizos y permiten una total apertura, pero no existe un balcón o terraza que permita un contacto más estrecho con el paisaje.


Vista interior.  Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Fotografía de Maíra Martines.

 

Lina quiso mantener el terreno con pendiente y el bosque que rodean la casa para generar una relación directa con sus características naturales. La sala de estar se encuentra en el volumen levantado, logrando tener una vista panorámica del paisaje por encima de la copa de los árboles.


Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Fotografía de Circuito de Arquitectura.

 

En cuanto a la pendiente del terreno, la parte posterior de la casa se apoya directamente en el suelo, generando un contraste entre la pesada parte trasera generada con concreto, y el frente liviano, vidriada en 3 lados y conectada con el terreno mediante una escalera.

 

La parte de la casa que se encuentra apoyada en terreno firme cuenta con el área privada, esta es separada de las áreas comunes con un muro de color blanco, esta zona presenta, de forma jerárquica, las estancias privadas de la vivienda, comenzando con una fila de dormitorios que dan a un patio estrecho, al otro lado del patio se encuentra un ala dedicada al personal de servicio, únicamente la cocina queda situada entre las dos zonas.


Sección- Perspectiva. Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Dibujo de Nicolás Gutiérrez

 

La vivienda se conforma por tres zonas, privada, servicios y máquina. La zona privada se encuentra en el volumen flotante, y se conecta a través de la cocina con la parte apoyada en el suelo, constituyendo los servicios. En la planta baja, frente al jardín se encuentra la zona de máquinas y el garaje.


Planta primera. Casa de Vidrio, Lina Bo Bardi. Dibujo de Nicolás Gutiérrez.


Bibliografía


52 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page