top of page

La injusticia mexicana en el sector de la construcción.

Actualizado: 31 may 2023

Por: Johana Flores.*


La construcción es uno de los sectores más importantes de la economía mexicana, pero también es uno de más afectados por la injusticia laboral. Los trabajadores de la construcción enfrentan una serie de problemas, desde la explotación laboral hasta la corrupción en la industria. En este artículo, examinamos algunos de los problemas más importantes que enfrentan los trabajadores de la construcción en México y analizamos las posibles soluciones.


La falta de regulación en el sector permite abusos laborales, como salarios bajos y exclusión de seguro social. La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), indica que el salario mínimo de un trabajador de la construcción en México es de 5,760 pesos mensuales, sin embargo, existen muchos trabajadores los cuales al no tener un contrato reciben aún menos.


Al no contar con contratos formales, los hace vulnerables a la explotación laboral. Esta se ve aumentada por la falta de derechos básicos de los trabajadores, como la seguridad social y la protección en despidos ilegales.


Además, los trabajadores de la construcción en México también enfrentan condiciones laborales precarias. Los sitios de trabajo suelen ser peligrosos, con la falta de medidas adecuadas de seguridad. Los trabajadores no tienen acceso a servicios médicos y, en caso de accidentes laborales, a menudo tienen dificultades para obtener atención médica y seguimiento.


Falta protección para los trabajadores en caso de accidentes. Muchos no tienen seguro de accidentes laborales, lo que significa que no reciben ninguna compensación en caso de lesiones o discapacidades permanentes.





Estos problemas en el sector contribuyen a la pobreza y la desigualdad en el país. Los bajos salarios y las condiciones laborales precarias dificultan que los trabajadores de la construcción puedan mejorar su condición económica y de vida.


Otro problema importante en la industria de la construcción mexicana es la corrupción, situación generalizada en México, con graves consecuencias para los trabajadores y la sociedad en general, ya que contribuye a la falta de regulación alentando el abuso y las condiciones laborales precarias. Además, se construyen edificios con falta de medidas de seguridad adecuadas las cuales pueden poner en peligro la vida de los trabajadores y de las personas que habitan los edificios.


La falta de estas medidas puede tener consecuencias fatales. En septiembre de 2017, hubo un terremoto de magnitud 7.1 en la Ciudad de México causando la muerte de más de 300 personas. Muchos de los edificios que se derrumbaron en el terremoto eran construcciones que no cumplían con las Normas Técnicas de Seguridad. Miriam Castillo comenta en Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad que las conclusiones en 28 edificios fueron que existió un factor humano que por negligencia, corrupción o ignorancia contribuyó a la caída de los edificios, la muerte de personas y las cifras de miles de damnificados. Solo estuvieron bajo proceso judicial seis personas, aparte de eso no hubo más investigaciones sobre el desastre de la ciudad de México y en ninguno de los casos los socios de empresas inmobiliarias o constructoras aparecieron como posibles responsables.


La corrupción en el sector de la construcción también ha tenido un impacto en la economía del país. Roberto Martínez Yllescas, director de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) comenta en El Economista: “El daño económico en México alcanza entre 5% y 10% del PIB. Esto es alarmante porque son recursos que se pierden, ya que no se van a las áreas del interés público o para el bienestar y desarrollo”. La corrupción en la construcción también puede generar una falta de inversión extranjera y la pérdida de confianza de los inversionistas. Un ejemplo de corrupción en la industria de la construcción en México es el caso de Odebrecht. En 2016, la compañía brasileña admitió haber pagado más de $10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos para obtener contratos de construcción en el país. Fue considerado uno de los mayores casos de corrupción en América Latina y tuvo un impacto significativo en la política y la economía mexicanas.


¿Por qué se cayó mi edificio? (Foto: Cuartoscuro)


La falta de regulación en esta industria también ha tenido un fuerte impacto en el medio ambiente. Construir sin cumplir con las normas ambientales puede tener graves consecuencias para la salud pública. La organización Greenpeace informó en 2019, que la construcción del nuevo aeropuerto en el estado mexicano (NAICM), estaba poniendo en peligro especies en peligro de extinción y la salud de los residentes locales.


¿Qué podemos hacer para mitigar la injusticia en el sector de la construcción en México? Una solución es la implementación de medidas regulatorias apropiadas y la lucha contra la corrupción en la industria. Si bien ya existen estas soluciones en México, su ejecución no siempre es efectiva. Aquí hay algunas soluciones que debemos de reforzar y el por qué no se están ejerciendo adecuadamente:


Implementación de medidas de salud y seguridad en el trabajo: Es importante implementar estas medidas para proteger a los trabajadores de la construcción de accidentes y enfermedades laborales. Además, de garantizar la seguridad de las construcciones para evitar accidentes y muertes. El gobierno debe establecer y hacer cumplir las normas de seguridad y salud en el trabajo para todas las construcciones en México. Aunque existen medidas de regulación adecuadas, la corrupción impide que se lleven a cabo efectivamente. Por ejemplo, los inspectores encargados de supervisar el cumplimiento de las Normas pueden ser sobornados, o los contratistas pueden evadir la regulación al establecer relaciones corruptas con funcionarios gubernamentales.


Regulación y supervisión adecuada: Es esencial que existan medidas de supervisión y regulación adecuadas para garantizar que las estructuras cumplan con las normas ambientales y de seguridad. El gobierno debe establecer organismos reguladores y de supervisión independientes y efectivos para garantizar que la construcción cumpla con los estándares establecidos y prevenir la corrupción en la industria. En algunos casos las dependencias encargadas de esta supervisión carecen de recursos. Pueden tener falta de personal, presupuesto y de equipo necesario para llevar a cabo las inspecciones y supervisar adecuadamente las construcciones.


Transparencia en la asignación de contratos: Es necesario que se establezcan medidas de transparencia para la asignación de contratos de construcción para prevenir la corrupción en el sector. El gobierno debe crear un proceso de contratación justo, transparente y hacer públicas las decisiones de contratación.


Fortalecimiento del estado de derecho: Se debe fortalecer el estado de derecho para prevenir la corrupción y garantizar el cumplimiento de las normas y reglamentos en el sector de la construcción. El gobierno debe fortalecer las instituciones y los sistemas legales para garantizar que los responsables de la corrupción en la industria sean procesados y sancionados. Algunos políticos pueden estar más interesados en beneficiarse de la corrupción que en luchar contra ella, lo que lleva a una falta de acción para abordar estos problemas.


Participación ciudadana y de los trabajadores: Es importante que se fomente la participación ciudadana y de los trabajadores en la toma de decisiones relacionadas con el sector de la construcción. Los trabajadores de la construcción y las comunidades afectadas deben tener voz en la toma de decisiones relacionadas con la construcción en sus comunidades. Una falta de conciencia y compromiso por parte de los contratistas, los trabajadores y los clientes puede afectar la ejecución de esas soluciones. Por ejemplo, los contratistas pueden estar más interesados en maximizar sus ganancias que en cumplir las normas, mientras que los clientes pueden estar más interesados en pagar menos por un proyecto en lugar de garantizar su seguridad y calidad. Es una cadena que si nadie decide poner un alto esta se desborda.


En conclusión, aunque existen soluciones para mitigar la injusticia en el sector de la construcción en México, su implementación no siempre es efectiva debido a la corrupción en la implementación de las medidas de regulación, la falta de recursos y capacidad de las agencias reguladoras, la falta de voluntad política para abordar la corrupción, y la falta de conciencia y compromiso por parte de los distintos actores del sector. Es importante reconocer estos desafíos y trabajar juntos para superarlos y garantizar la construcción justa y segura en México.



*Johana Flores, es estudiante de los últimos semestres en la carrera de arquitectura en la Ibero León. A medida que avanzaba en sus estudios y adquiría experiencia en el campo laboral, percibió las injusticias que hay en el sector de la construcción, despertando en ella una profunda preocupación en la temática que pocas personas mostraban interés solucionar este problema. Sin embargo, esto la motivó a hacer una diferencia en su vida profesional y personal, al dar voz y crear conciencia al respecto a través de este tipo de artículos e iniciativas.


95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page